Despedida a nuestro profesor de Biología, Jorge Alvear Neira (Q.E.P.D.)

05 abril 2021

Lamentamos la partida, en días recientes, de nuestro colega emérito Jorge Alvear Neira (Q.E.P.D.), profesor de Biología de amplia trayectoria en nuestro Liceo desde fines de los años 60 hasta el 2007. Fue, por lo tanto, uno de esos profesores de tiza y pizarrón y gruesos libros bajo el brazo que contribuyó, con su carácter sencillo, reservado y afable, a la formación de generaciones de tránsito hacia nuevas formas de vida. Poco supimos de él más allá del rigor con que ejercía sus labores profesionales aparte de su amor por el Liceo, que desde su retiro visitaba cada semana. Especial mención merece, sin embargo, su pasión por la fotografía, campo en el cual se manejaba con notoria habilidad y dominio técnico. Ofició, de hecho, como camarógrafo en la breve película que en 1984 realizamos junto a Jaime Dames  y varios otros colegas del Liceo EMG como parte de una obra mayor que contenía canto, poesía y teatro. Dada la escasez de recursos, trabajamos bajo la modalidad de guion de hierro, es decir, editábamos a medida que íbamos filmando, trabajo de suma precisión cronómetro en mano al cual Jorge se ciñó con asombrosa naturalidad sin afectar el encuadre ni el movimiento de la cámara. Y todo con una antigua filmadora (sin sonido) de 8 mm. En gran parte le debemos el resultado de este trabajo. Tal vez sin que él lo supiera, Jorge era, además de buen amigo y compañero de labores, un verdadero artista.

Jorge  Alvear Neira Profesor de Biología,  llego al liceo en el año 1981 a la jornada vespertina, para posteriormente pasar a la jornada diurna, desarrollando toda su carrera profesional en nuestro Establecimiento.

Se caracterizó por ser un docente muy exigente y estricto con sus pares y con sus estudiantes. Gustaba  de la botánica, la fotografía, escuchar música clásica y caminar mucho en solitario.

Después de su retiro, mantuvo permanente vínculo con funcionarios liceanos, amó su Liceo como nadie, volviendo a cada actividad y ceremonia que se le invitaba,  siempre formal luciendo la corbata de su querido Liceo.

Casi todos los miércoles venía a visitar a sus ex compañeros de trabajo, saludando por cada oficina, para luego llegar a Biblioteca  donde  compartía un cafecito, siempre con un tema de actualidad relacionado con tecnología y proponiendo escuchar música de compositores clásicos.

Los funcionarios  más antiguos recordamos su fidelidad al círculo de amigos que cultivó en su trayectoria por el Liceo, junto al profesor  Lorenzo Baeza Q.E.P.D. y José Chavarría asistente de la educación, amigos con los cuáles compartió largas horas de pasillo, viajes, y almuerzos de días miércoles.

Nuestras condolencias a su familia.