¡Divertido Día del Patrimonio estuvo al rescate de los juegos tradicionales!

30 mayo 2017

Cerca de 4000 personas llegaron a visitar nuestro Liceo el domingo 28 de mayo, fecha en que se celebró el Día del Patrimonio Cultural en Chile. Y es que ya es normal que todos los años nuestro emblemático marque tendencia en este mes, pues un gran número de visitantes son los que recorren los pasillos, el Salón de Patrimonio y también el Teatro, declarado ya hace algunos años Monumento Histórico Nacional. Esta vez, las autoridades regionales -integradas principalmente por el Consejo de la Cultura y las Artes, el Consejo de Monumentos Nacionales, el Gobierno Regional, el Centro Artístico de Concepción, el Departamento de Cultura de la Municipalidad de Concepción, el Seremi de Deportes, INJUV y el Centro Cultural del Liceo Enrique Molina– invitaron al establecimiento a ser la sede y punto de partida del Día del Patrimonio.

En la nota del diario El Sur “Divirtiéndose con el patrimonio” se explica lo que sigue:

‘El Día del Patrimonio de este año rescató parte de los juegos tradicionales, además de algunos deportes como el ajedrez o la rayuela, pasatiempos que se han heredado a través de las generaciones y que contribuyeron de alguna manera a definir la identidad de nuestro país y generar lazos de amistad, tanto para niños como para adolescentes.

Rubira Gómez, profesora de Historia y quien dirige el taller de Patrimonio en conjunto con la profesora de Inglés, Lorena Rigo-Righi, explica que “Es común destacar el trabajo de rescate material del patrimonio (edificios antiguos, por ejemplo), pero esto (los juegos) tienen relación con el patrimonio inmaterial, que también es muy importante”.

El Liceo fue considerado para estas actividades producto de la labor que se desarrolla en el taller mencionado, siendo la expresión máxima de esta iniciativa el salón patrimonial habilitado en una antigua sala de inglés del recinto educativo y donde se reúnen diversos tesoros del pasado que fueron rescatados, en gran parte, del mismo establecimiento, además de aportes de los estudiantes.’

El Run run, el Luche, las Polquitas y tantos otros juegos fueron los que divirtieron a nuestros visitantes, además de la exposición de los elementos históricos en el Salón de Patrimonio; la muestra de Nicanor Parra, realizada por el Club de lectura Liceano; el recorrido por el Teatro, que estuvo marcado por la presencia de Carlos Inostroza, arquitecto a cargo del proyecto que restauraría las actuales ruinas del Monumento; la presencia de la Asociación de Panaderos de Concepción, los números artísticos de la Big Band Jazz y nuestro pianista Javier Martínez; también una función de Títeres; la Patrimoniatlón organizada por INJUV; el Bicitur de la Universidad del Bío Bío.

En palabras de las profesoras del taller de Patrimonio, lo que más destacan de este día es la manera en que se desenvolvieron los más de treinta estudiantes voluntarios: “la paciencia, amabilidad, dedicación, entusiasmo y empoderamiento de los estudiantes durante la jornada, pues su actitud al momento de dirigir a las visitas, mostrarles los recorridos y explicar la historia e importancia del patrimonio liceano fue totalmente acorde a la ocasión y distinto a lo visto comúnmente durante los días de clases (…) Fue un espacio educativo único, un aprendizaje y experiencia de vida”. Además, agradecieron a las autoridades presentes, quienes también apoyaron en la organización del evento e invitaron al liceo a ser la sede de apertura del Día del Patrimonio.